El informativo de las radios libres y comunitarias
Libia: masacre en la ciudad de Bani Walid. El mundo mira para otro lado



Guerras y conflictosPolítica internacional  |  África

19 de octubre de 2012

Los residentes de la ciudad libia de Bani Walid se encuentran en una situación extrema debido al asedio de las fuerzas gubernamentales. Según el consejo social, las autoridades libias empujan a la ciudad a una catástrofe humanitaria.

“La situación en Bani Waild es muy complicada. No hay comida. Se cortó el suministro de gas y electricidad. Se cortaron los envíos de todos los materiales para Bani Waild. Los grupos de milicias rodearon la ciudad y bloquearon la entrada principal a la urbe. Y las autoridades no hicieron nada por ayudar a los habitantes de la ciudad”, describe la situación actual Abdul Hamid Ashandli, miembro del consejo social de la ciudad.

También se ha sabido que en días atrás, las milicias salafistas han usado gas sarín contra la población civil, una clara violación de los Acuerdos Internacionales de Ginebra. Hay decenas de muertos y heridos en los hospitales de la ciudad. Hay muchas mujeres y niños abrasados por el gas sarín.

El gas sarín es un arma química de guerra extremadamente tóxica, creada artificialmente y clasificada como un gas nervioso. Son parecidos a los pesticidas organofosforados debido a la forma en que actúan y a los efectos dañinos que producen. Sin embargo, los agentes nerviosos son mucho más potentes que los pesticidas. Este mismo gas es al que se refieren los medios de comunicación cuando hablan de las armas químicas de Siria, el gas sarin. Es decir, la llamada “comunidad internacional" ha trazado una línea roja al gobierno de Al Assad con respecto al uso de estas armas químicas al mismo tiempo que permite a los salafistas de Misrata usarlas contra inocentes en Libia con toda impunidad. De hecho también Israel tiene permiso para utilizar armas químicas y nucleares contra la población palestina, como el caso del fósforo blanco o el uranio empobrecido, El propio EEUU las ha utilizado durante todo el siglo XX y parte del XXI en todas sus guerras.

Activistas de Derechos Humanos se han puesto en contacto con el Presidente del Consejo Tribal Libio (es decir el único representante legítimo de Libia), el ingeniero Al Mahdi, de la localidad de Warfala. Mahdi reclama el envío urgente de medicamentos. La Cruz Roja lo ha intentado desde Trípoli, pero ha sido interceptada por los mercenarios. Por tanto, se necesita un envío de medicamentos por vía aérea, ya que el aeropuerto de Bani Walid está operativo.SI bien, la organizaciones internacionales de solidaridad con Libia están intentando dar una respuesta de ayuda, que les resulta muy difícil de ofrecer, los Gobiernos que tanto decían defender la democracia y los derechos humanos en Libia, callan y silencian la masacre.

Y al parecer, todo apunta a que tras Bani Walid, las milicias irán a por la localidad de Targuna.

Hay que recordar que Bani Walid fue uno de los últimos bastiones del Gobierno anterior, liderado por Gaddafi. Pero como la ciudadanía volvió a recuperar el control de la ciudad, ya que no quiere injerencias externas ni que sus recursos salgan para el extranjero. Organizaciones de Derechos Humanos como Amnistía Internacional hicieron un llamamiento a las actuales autoridades para que eviten el abuso de fuerza y permitan la entrada de suministros de productos necesarios para la población: alimentos y medicamentos básicos. Además AI denuncia que cientos de residentes de la ciudad fueron detenidos por las agrupaciones armadas. Muchos siguen arrestados sin cargos y sin juicio y algunos son sometidos a malos tratos, indicó en un comunicado la organización de derechos humanos. La organización Human Rights Watch (HRW) acusó a milicianos libios de asesinar a más de 60 simpatizantes del coronel Muammar Gaddafi después de la captura y muerte de este. Pero otros activistas de Derechos Humanos aseguran que esos asesinatos nunca se han detenido y ya son miles las personas asesinadas por las milicias que apoyaron los países Occidentales para derrocar a Gadafi. Sin embargo, ahora esa llamada “Comunidad Internacional” ni habla de Libia, ni de la defensa de la población civil, ni de la defensa de los Derechos Humano. Esos países ya controlan a las autoridades títeres y, sobre todo, los recursos del país. Marinella Correggia, activista social de la Red “No a la Guerra”, afirma que Libia es hoy un campo de torturas.

Mientras tanto, el Parlamento libio destituyó al primer ministro, Mustafa Abushagur, tras rechazar su propuesta de formación del Gobierno de emergencia. Abushagur fue el primer mandatario elegido en Libia tras el derrocamiento y la muerte de Muammar Gaddafi después de la guerra civil que se desató en el país. Ahora el órgano legislativo libio debe elegir a un nuevo primer ministro en un plazo máximo de 30 días.

Mientras tanto, la masacre se lleva a cabo en Bani Walid y el mundo mira para otro lado.



Si te interesó este contenido...

...quizás puedas ayudarnos a sostener el informativo. Puedes hacer tu donación:



También puedes hacer una donación libre o suscribirte para hacer tu donación regular.

Los pagos se realizan a través de la plataforma segura Paypal. Si tienes dudas o prefieres realizar tu contribución de otra manera, ponte en contacto con nosotros a través del correo donativos@urcm.net


Lo más visto

‘EEUU promulga la guerra civil en Venezuela al aplicar nuevas sanciones y dar apoyo a opositores violentos’

Iberdrola se expande en Brasil a costa de violaciones de derechos fundamentales de comunidades

Barcelona probará una renta básica para 1.000 familias del Besòs a partir de septiembre

Los programas Más Voces, diario y semanal, regresarán en septiembre

Venezuela: ningún sindicato de trabajadores secundó la Huelga General convocada por la oposición derechista

Se cumplen 5 años de la Masacre de Curuguaty, Paraguay, y se sigue reclamando justicia

La policía alemana agrede a manifestantes y periodistas en la cumbre del G20

La izquierda francesa comienza a organizarse para mostrar oposición a las reformas de Macron dentro y fuera del Parlamento

Pacto de Estado contra la violencia machista: acuerdo de mínimos tras seis meses de negociación

Montoro se convierte en el segundo ministro de Rajoy reprobado por el Congreso

Síguenos...
Más Voces en Twitter  Más Voces en Facebook  Podcast y RSS de Más Voces  Boletines informativos


Series y especiales
Ver todos los especiales | Ver todas las series

Emitiendo Más Voces

Argentina |  Bolivia |  Chile |  Cuba |  El Salvador |  Estado Español |  Estados Unidos |  México |  Panamá |  Perú |  Uruguay |  Venezuela
Puede ver las noticias anteriores usando nuestro
buscador de contenidos o a través de nuestro archivo cronológico