El informativo de las radios libres y comunitarias
Los cimientos de un partido corrupto. 12 de los 14 ministros del gobierno del PP de Aznar en 2002 están imputados, encarcelados o implicados en asuntos judiciales escabrosos



CorrupciónPensamiento político y socialJusticia e In-Justicia  |  Estado Español

24 de mayo de 2018

Muchos analistas políticos opinan que el Partido Popular estaría ilegalizado en cualquier otro país europeo por sus continuos casos de corrupción, sus más de 800 cargos políticos imputados, por el hecho de que jueces hayan considerado que el partido se financió de forma ilegal durante años, que muchos de sus dirigentes se hayan enriquecido a través de comisiones ilegales y pagos por parte de empresas que se beneficiaron de adjudicaciones, y que la propia policía en Valencia hable del Partido Popular como una organización criminal.

La duda recae hasta en el mismísimo presidente del Gobierno, ya que los jueves confirmaron que en los papeles del extesorero Luis Bárcenas donde aparece un tal M. Rajoy como beneficiario de sobresueldos ilegales se corresponde, como no era muy difícil de entender, al propio Mariano Rajoy.

Ahora se suma el escándalo de un dirigente histórico del Partido Popular, Eduardo Zaplana que fue alcalde de Benidorm, presidente de la Comunidad Valenciana y ministro de trabajo en el gobierno de José María Aznar. Se estima que Zaplana se llevó fuera de España unos 11 millones de euros procedentes de comisiones ilegales cobradas por los procesos de privatización que llevó a cabo en su época como presidente valenciano.

Pero esta escandalosa situación de un partido, que en condiciones normales, caminaría ya hacia su propio fin político, se ve anclada por su pasado más reciente, el gobierno de José María Aznar.

En el año 2002, José María Aznar formó su penúltimo gobierno. La típica fotografía del nuevo gobierno que se hizo en la escalinata del Palacio de la Moncloa, refleja a un sonriente José María Aznar rodeado de 14 ministros.

Pues en la actualidad, 12 de los 14 ministros de aquel gobierno están imputados, encarcelados o implicados en asuntos judiciales escabrosos. La mayoría de ellos podrían haber cobrado sobresueldos de la caja B que manejaba el extesorero del partido, Luis Bárcenas, según la documentación que obró en poder del juez Pablo Ruz, cuando instruía el caso Gürtel, que ahora se juzga en la Audiencia Nacional.

Tras la detención de Eduardo Zaplana el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón habla de un nuevo hito de la “era Aznar”. Y más irónico se mostró el diputado de Esquerra Republicana de Catalunya, Gabriel Rufián, al señalar que “de la boda de la hija de Aznar solo quedan libres los camareros”.

Jaume Matas es el ministro de Aznar, y ex presidente de Baleares, que más tiempo ha pasado en prisión: un total de nueves meses por su primera condena en el caso Palma Arena. Se le concedió el tercer grado el 31 de octubre de 2014, a los tres meses de entrar en la cárcel, y finalmente salió en libertad en abril de 2015. En febrero de este año volvió a ser condenado a tres años y ocho meses de prisión, aunque su ingreso está pendiente del pacto con la Fiscalía para confesar sus delitos. Todavía le quedan nueve causas pendientes.

Otro de los grandes señalados de aquel gabinete es Rodrigo Rato, ministro de Economía y vicepresidente del Gobierno, el que fuera considerado artífice del milagro económico y que acabó siendo detenido por la Guardia Civil. La cantidad de casos que carga a sus espaldas son difíciles de enumerar: está imputado por la gestión de Bankia, está implicado en el caso de las tarjetas Black, con la que llegó a gastar en un solo día 3.547 euros en alcohol, 1.000 euros en una zapatería y 17 retiradas en efectivo de 1.000 en cajeros de Bankia.

En 2015, la Fiscalía empezó a investigarle por supuestos delitos de fraude, alzamiento de bienes y blanqueo de capitales. Por ello, su casa fue registrada y él detenido por el Servicio de Vigilancia Aduanera. Con la publicación de los papeles de Panamá se conoció que había usado varias empresas pantalla para esconder dinero en paraísos fiscales.

El resto de miembros del Gabinete se vio salpicado por el supuesto reparto de sobresueldos sacados de la caja B de dinero negro que manejaba Luis Bárcenas, según la documentación que obraba en manos del juez Pablo Ruz durante la fase de instrucción, aunque el auto de Ruz no mencionaba específicamente los nombres de los dirigentes que habrían cobrado.

Sobresueldos que podrían oscilar desde los 1,58 millones de euros que supuestamente habría percibido Mariano Rajoy entre 1990 y 2011, hasta los 9.000 euros que presuntamente cobró en 2004 Pilar del Castillo, exministra de Educación, Cultura y Deporte. Federico Trillo, Miguel Arias Cañete, Ana de Palacio, Ángel Acebes, Jaume Matas, Francisco Álvarez Cascos, Rodrigo Rato, Javier Arenas y Cristóbal Montoro serían otros de los ministros del Partido Popular que según el instructor de la Gürtel habrían recibido cuantiosos sobresueldos, aún sin llegar a los 782.695 euros que por este concepto presuntamente se habría embolsado José María Aznar.



Si te interesó este contenido...

...quizás puedas ayudarnos a sostener el informativo. Puedes hacer tu donación:



También puedes hacer una donación libre o suscribirte para hacer tu donación regular.

Los pagos se realizan a través de la plataforma segura Paypal. Si tienes dudas o prefieres realizar tu contribución de otra manera, ponte en contacto con nosotros a través del correo donativos@urcm.net


Lo más visto

Síguenos...
Más Voces en Twitter  Más Voces en Facebook  Podcast y RSS de Más Voces  Boletines informativos


Series y especiales
Ver todos los especiales | Ver todas las series

Emitiendo Más Voces

Argentina |  Bolivia |  Chile |  Cuba |  El Salvador |  Estado Español |  Estados Unidos |  México |  Panamá |  Perú |  Uruguay |  Venezuela
Puede ver las noticias anteriores usando nuestro
buscador de contenidos o a través de nuestro archivo cronológico