El informativo de las radios libres y comunitarias
Madrid: desalojan el centro social Casablanca seis días antes del 25S



ONG, colectivos y sociedad civilVivienda y urbanismo  |  Estado Español

19 de septiembre de 2012

La policía nacional ha desalojado este miércoles el centro social okupado Casablanca, en el barrio de Lavapiés (Madrid). El tapiado del inmueble se produce pocos días antes de la movilización para rodear el Congreso de los Diputados, cuyos convocantes se han reunido en Casablanca. Profundizamos en esta noticia gracias al trabajo de compañeros y compañeras del periódico Diagonal.

Varias personas presentes en el momento del desalojo denuncian que dos personas han sido golpeadas al acudir a la puerta del centro social a interesarse por lo que estaba sucediendo, como se puede ver en este vídeo.

Tras sacar algunos de los enseres del centro social, la propiedad ha procedido a tapiar el edificio. Acto seguido, las personas que se encontraban mostrando su solidaridad en la puerta del centro social han comenzado una manifestación por el barrio de Lavapiés. Desde la asamblea de Casablanca se ha convocado una concentración para protestar por el desalojo, a las 20h en la plaza de Lavapiés, en un comunicado emitido poco después.

Dado que no había ninguna persona en el interior del edificio en el momento del desalojo, no se ha mostrado orden judicial que lo autorizase. La causa por usurpación fue archivada el año pasado por la Audiencia Provincial de Madrid y a los integrantes de la asamblea que gestiona el espacio no les consta que hubiera otra abierta. Por este motivo, sospechan que el desahucio se ha producido de forma irregular y que el procedimiento de urgencia responde a intereses políticos por parte de la Delegación del Gobierno de Madrid.

En este sentido, el pasado mes de marzo, durante la inauguraron del seminario "Intervención multidisciplinar ante la okupación de inmuebles", la delegada Cristina Cifuentes anunció que iba a aplicar una política de "tolerancia cero" ante los centros sociales okupados de la capital. Una política que ha venido demostrando con los desalojos de espacios recuperados en diferentes barrios vinculados a las asambleas del 15M como La Salamanquesa (Barrio de Salamanca), La Osera (Usera) o La Cantera (Vicálvaro).

Miembros de la asamblea de Casablanca declaraban a DIAGONAL que, en su opinión, este desalojo está vinculado con la campaña de tensión que viene desarrollando la delegación del Gobierno para tratar de infundir miedo y eliminar las infraestructuras que sirvan de apoyo ante la convocatoria del martes 25 de septiembre. Así, en el útimo fin de semana se producía la detención de varias personasimplicadas en la preparación de dicha movilización, que fueron liberados la tarde del sábado, y un día después se identificaba a las personas que se reunían en el madrileño parque de El Retiro mientras realizaban una asamblea para preparar dicha manifestación.

Situado en la calle Santa Isabel del madrileño barrio de Lavapiés, este edificio propiedad del grupo inmobiliario Monteverde S.L - relacionado con tramas de corrupción en Madrid y Marbella) llevaba más de dos años de intensa actividad desde su toma en abril de 2010. El proyecto había extendido sus raíces en el barrio desde 2006, cuando se tomó el centro social La Alarma; a este proyecto le siguieron otros como La Malaya y La Mácula, en distintos puntos de los barrios de Lavapiés y Embajadores.

Este centro social jugó un papel fundamental tras el desalojo de la acampada en la Puerta del Sol en la noche del 16 de mayo de 2011. Allí se realizaron las asambleas posteriores desde las que se convocó la masiva concentración del 17 de mayo a través de la cual se pudo recuperar la plaza e instalar la acampada que permaneció en el kilómetro cero durante casi dos meses.

Tras el desmontaje de la acampada, algunas de las comisiones y grupos de trabajo se trasladaron a Casablanca, a donde se llevaron también los libros de BiblioSol y todo el archivo físico (pancartas y documentación de la acampada). Asimismo, este centro social era una de las infraestructuras principales no solo para la asamblea del 15M del barrio de Lavapiés sino también para diferentes movimientos sociales de Madrid. La asamblea de Casablanca confía en que el juzgado les permita entrar para retirar entre otras cosas, los más de diez mil libros donados por la ciudadanía madrileña durante la acampada de Sol.



Si te interesó este contenido...

...quizás puedas ayudarnos a sostener el informativo. Puedes hacer tu donación:



También puedes hacer una donación libre o suscribirte para hacer tu donación regular.

Los pagos se realizan a través de la plataforma segura Paypal. Si tienes dudas o prefieres realizar tu contribución de otra manera, ponte en contacto con nosotros a través del correo donativos@urcm.net


Lo más visto

Indígenas fortalecen su lucha contra la petrolera Chevron en Ecuador

Siete mujeres mueren tras bloquear la Guardia Civil la patera en la que viajaban

Argentina: Histórica condena por una fumigación en una escuela rural

Activista relata las agresiones fascistas de Valencia

La Eurocámara pide un embargo en la venta de armas a Arabia Saudí

A pesar de que Felipe VI no apeló al diálogo, ‘la negociación es la única salida posible para el conflicto catalán’

Estados Unidos: aumentan las críticas al Partido Republicano por negarse al control del uso de armas

Miles de personas de blanco y sin banderas exigieron diálogo para el conflicto catalán

Colombia: más de 180 asesinatos de líderes sociales y campesinos en menos de dos años

El invierno amenazará la supervivencia de hasta 4 millones de refugiados en el Medio Oriente

Síguenos...
Más Voces en Twitter  Más Voces en Facebook  Podcast y RSS de Más Voces  Boletines informativos


Series y especiales
Ver todos los especiales | Ver todas las series

Emitiendo Más Voces

Argentina |  Bolivia |  Chile |  Cuba |  El Salvador |  Estado Español |  Estados Unidos |  México |  Panamá |  Perú |  Uruguay |  Venezuela
Puede ver las noticias anteriores usando nuestro
buscador de contenidos o a través de nuestro archivo cronológico