El informativo de las radios libres y comunitarias
¿Todavía creemos que el plan para atacar a Siria tiene algo que ver con la democracia?



Guerras y conflictosONG, colectivos y sociedad civil  |  Oriente Medio

21 de mayo de 2013

En Madrid se ha desarrollado desde el lunes una reunión de la oposición siria. En el marco de esta cita, el ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, se reúne con Moaz al-Jatib, miembro y expresidente de la oposición siria.

Los opositores al Gobierno de Damasco abordan la situación en Siria a puerta cerrada. Entre otros asuntos tratan la próxima conferencia internacional propuesta por Estados Unidos y Rusia. Está previsto que el acto se celebre en Ginebra, Suiza. Hasta el momento, su fecha no ha sido determinada. Para analizar este tema escuchamos (en el adio) al analista internacional Alfredo Embid.

Para conocer lo que realmente se oculta sobre la ofensiva de Estados Unidos y sus aliados contra Siria, adaptamos el artículo de Purificación González de la Blanca, del colectivo Ojos para la Paz, titulado “Siria no es cuestión de democracia”

"¿Todavía crees que el plan para atacar a Siria tiene algo que ver con la democracia?
¿Y que los gobiernos de Iraq y de Libia...fueron derrocados por ese motivo?

Reflexiona. Todos esos países tienen grandes recursos de petróleo ¿Se ha instaurado la democracia después de ser arrasados, destruidas sus infraestructuras, brutalmente asesinados sus dirigentes? Todo lo contrario, ya que estados que eran laicos han sido sustituidos por otros teocráticos en los que se ha implantado la sharia.

¿Quién se lleva el petróleo? El de Iraq, la Exxon Mobil, la Chevron Texaco (norteamericanas y relacionadas con la familia Bush y con Condolezza Rice), la angloholandesa Shell y la British Petroleum, el mascarón de proa de Reino Unido. El de Libia fundamentalmente las mencionadas empresas, mas la francesa TOTAL, ya que Francia participó en los ataques, y unas cuotas menores para otras empresas, entre ellas la italiana ENI.

En Iraq hubo 1.475.000 de muertos y 4.5 millones de refugiados. En Libia (país que tenía 6.000.000 de habitantes, 2.5 de los cuales eran inmigrantes) han muerto 75.000 personas y 2.000.000 han huido al exilio. De eso se trata: de sangre por petróleo.

En Siria hay un estado laico, respetuoso con los grupos étnicos y religiosos, ya que esa tierra es un crisol de culturas desde hace muchos siglos. ¿Cuál es el problema de Siria? Que guarda en sus entrañas las segundas reservas mundiales de petróleo y probablemente las primeras o segundas de gas; que tiene territorios que Israel desea para ampliar su estado sionista; que tiene suelo por el que dar salida hacia el Mediterráneo a los gaseoductos y oleoductos por los que transportar esos combustibles que los “países democráticos” planean robar a varios países; que es la plataforma desde la que saltar a Irán, también en la hoja de ruta. Por eso planean atacar a Siria.

¿Cómo podemos estar seguros de esto? No solo es evidente sino que el ex general de los EE.UU. y ex comandante supremo de la OTAN, Wesley Clark, lo ha relatado en un video que cualquiera puede encontrar por internet. Concretamente cuenta que unos días después del 11-S fue llamado por uno de los altos mandos de Defensa de EE.UU. (probablemente el entonces Secretario de Estado Donald Rumsfeld) que le manifestó que “había que atacar a Iraq”. ¿Por qué?, preguntó sorprendido, sabiendo que a ese país no se le acusaba de nada. No solo Iraq, fue la respuesta, detrás vienen Libia, Siria, Líbano, Somalia, Sudan e Irán. El siniestro programa se va cumpliendo.

El tema no es nuevo. En el “Informe Kissinger”, titulado “Implicaciones del crecimiento mundial para la seguridad de los EE.UU. e intereses de ultramar”, que fue aprobado como ley por el Congreso de los EE.UU. en 1974, se diseñan las bases de un plan para que EE.UU. ataque a los países con recursos estratégicos para sus intereses, como petróleo o gas. Es más, el ejército de ese país no tiene otra finalidad que garantizarle el control de los recursos y materias primas. Dejémonos de “democracia”, “guerras humanitarias” o “derechos humanos”.

¿Quién es Kissinger? Es un criminal bien conocido en América Latina que, aunque cuenta con 90 años, continúa siendo el pilar más sólido del régimen sionista en los EE.UU. Su famoso informe tiene mucho que ver con el Club Bilderberg, ya que poco antes de hacerse público, bajo los auspicios de Brzezinski, el mencionado Kissinger, David Rockefeller y Edmon Rotschild, habían creado la conocida como Trilateral (Trilateral Commission), vinculada al Grupo Bilderberg, que consiste, y por resumir, en planificar la explotación del mundo en función de los intereses de la más que privada Reserva Federal Norteamericana, un lobby sionista que integra a las familias Rotschild, Rockefeller, Lehman Brothers, Warburg, Morgan..., dueños del petróleo, de la banca, y de las armas. El presidente de los EE.UU. es un simple títere a su servicio. Cuatro presidentes que se negaron a sus pretensiones fueron asesinados.

¿Cómo llevan a cabo estas guerras?

Lo tienen fácil, ya que, además de con las armas, cuentan con tres importantes bazas: los “medios de comunicación”, hoy devenidos en medios de propaganda o falsimedia, tan peligrosos como los misiles; una izquierda infiltrada, allanadora del camino del imperio, que ha movilizado a parte de la progresía al servicio de las guerras; y miles de mercenarios que se dedican a cometer sabotajes y crímenes (como degollar niños o asesinar ante las cámaras a un joven soldado y comerse el corazón, para sembrar el terror). Veamos el guión. El mandatario del país de que se trate (Iraq, Libia, Siria...) con la caja de resonancia de los medios de propaganda es sometido a una campaña de calumnias en la que es acusado de todo tipo de tropelías, incluso de los crímenes que los mercenarios cometen, utilizando a tal fin hasta montajes con actores. La izquierda infiltrada comienza a justificar la intervención mediante artículos, polémicas orquestadas y manifiestos y comunicados que siempre se inician atacando a “un modelo económico que explota a los pueblos” para terminar ineludiblemente demandando una intervención en el país en cuestión, por razones “humanitarias”. Finalmente entran los ejércitos (en el caso de la desgraciada Libia fueron 48 países unidos con la OTAN), y todo es bombardeado: escuelas, mercados, ministerios, puentes, hospitales, pueblos, universidades, barrios, puertos... Porque otro gran negocio es el de los contratos de reconstrucción.

Luego vendrán las farsas electorales en las que “salen elegidos” sus lacayos: Los Hermanos Musulmanes, rama política de Al Qaeda, que implanta la sharia, mientras los atacantes se reparten el petróleo.

En el caso de Siria, la rama principal de los llamados “rebeldes” es el Frente Al-Nusra, o sea: Al Qaeda. La autodenominada “Comunidad Internacional” está financiando a Al Qaeda para dar un golpe de estado contra un gobierno de coalición legítimamente elegido en las urnas el fecha 7 de mayo de 2012, e integrado por el Partido Nasserista, P.S.S., P.C.S., y Partido Baath (o sea, la oposición democrática).

En su actitud provocadora, el régimen de Israel, con todos los parabienes de EE.UU., acaba de lanzar tres ataques con misiles a Siria, destruyendo distintas instalaciones. Pero la perversión es tal que la “Comunidad Internacional” ha aprobado en la ONU, el pasado día 17, una Resolución en contra de Siria, no de Israel.

Pero, además... ¿Qué países hablan de democracia? ¿Los de Guantánamo, los de los asesinatos selectivos, los de los drones, aquellos cuyos presidentes son puestos a dedo por el Club Bilderberg, los que exprimen a sus ciudadanos hasta llevarlos al suicidio?

Que no sigan engañándonos: Una peligrosa banda terrorista, al servicio del crimen y el pillaje, que ha ocupado la ONU, está atacando países y repartiéndoselos como un botín. No hay más".



Si te interesó este contenido...

...quizás puedas ayudarnos a sostener el informativo. Puedes hacer tu donación:



También puedes hacer una donación libre o suscribirte para hacer tu donación regular.

Los pagos se realizan a través de la plataforma segura Paypal. Si tienes dudas o prefieres realizar tu contribución de otra manera, ponte en contacto con nosotros a través del correo donativos@urcm.net


Lo más visto

Continúa la incertidumbre sobre resultados electorales en Honduras. Miles de personas salen a las calles para evitar un fraude electoral por parte del Gobierno

El Reino Unido reprocha al presidente de EE.UU. que retuitee vídeos antimusulmanes de una ultraderechista británica

Más de la mitad de la población mundial carece de protección social

Ecuador: expresidente Correa acusa a su sucesor, Lenin Moreno, de gestar un Golpe de Estado

James Petras: “La llamada “OTAN Árabe” es una coalición militar de dictaduras en favor de Estados Unidos e Israel”

Honduras: El Tribunal Electoral no se atreve a confirmar ningún vencedor de las elecciones del día 26 de noviembre

El PP consigue una y otra vez eliminar a jueces críticos y poner a afines para juzgar sus casos de corrupción

James Petras opina sobre la gira de Trump por Asia con el conflicto en la península coreana y la influencia comercial de China de fondo

Sanciones de Donald Trump refuerza la persecución financiera contra Cuba

Colombia: campesinos llevan más de una semana de Paro Nacional indefinido para exigir el cumplimiento del Acuerdo de Paz firmado en La Habana

Síguenos...
Más Voces en Twitter  Más Voces en Facebook  Podcast y RSS de Más Voces  Boletines informativos


Series y especiales
Ver todos los especiales | Ver todas las series

Emitiendo Más Voces

Argentina |  Bolivia |  Chile |  Cuba |  El Salvador |  Estado Español |  Estados Unidos |  México |  Panamá |  Perú |  Uruguay |  Venezuela
Puede ver las noticias anteriores usando nuestro
buscador de contenidos o a través de nuestro archivo cronológico